Astrid

“La ventana del alma” 2015 ©

Mis sentidos se encendieron como cabezas de cerillos, siempre que estoy con Astrid no puedo evitar encerrar mi universo bajo la carne, ella y yo somos uno, al menos para mí.

Sentí por primera vez la fragilidad, apesar de estar con ella,  Recuerdo que colgué el teléfono con la ansiedad en mis manos, ni sus caricias lograban disminuir el ritmo de mis latidos, debía irme de ahí, pero en lugar de salir por esa puerta, me quedé.

Su abrazo había durado más de lo normal, su perfume lo siento sobre mi ropa, su encanto no pudo haber llegado en peor momento. Permanecí entre dos mundos, aunque desee sólo ser de Astrid, en esas condiciones era imposible; lo real era que ya no estaba ahí, me había perdido en esa llamada, esa noticia desató una tormenta en mi cuerpo, erizando cada vello de mi espalda, no estaba listo, no lo estoy para nada.

No sé que odio más de este instante, que aún teniéndola aquí frente a mí, con su manos suaves de durazno acariciando mi cara, no pueda dejarme llevar o que no deje de encimarse como una gata en celo para poder pensar cómo lo resolvería, la llamada me dejó en shock, no puedo pensar con claridad, mi cuerpo está aquí junto a ella, pero mi mente está allá, cuánto tiempo tendré?

Qué haría alguien en mi lugar? se volvería loco, seguro, pero estando ya un poco orate, debo pensar en algo y hacerlo rápido. Astrid, no lo hagas, no recargues tu cabeza en mi hombro, detesto cuando lo haces, no hay mayor juego sucio que me envuelva en tus cabellos rosados como el atardecer, los has lavado con el champú de coco, sí lo has hecho, sólo tú, es para ocasiones especiales y hoy debía de ser, pero no ahora, ya no.

Recuerdo cuando nuestras palabras se encontraron en aquél festival de rock, tu melodiosa voz me cautivó tanto que tropecé con un cable que cruzaba todo el lugar, bastante torpe si lo piensas, yo estaba adolorido de mi último tatuaje, aún traía esa barba que tanto te disgustaba, me preguntaste si tenía fuego, tú eras todo lo contrario a una chica dulce, eso me gustó, no llamabas la atención, era como si quisieras evitarla a toda costa, cabello pixie, aún traías tu color natural, vestido azul de encaje hasta las rodillas y un par de botas negras con cordones pastel. No hace mucho, que serán? Tres semanas? Por su puesto.

Que sencillo era todo en ese momento, aún no me enredaba con Juan Carlos, no puedo excusarme diciéndo que si hubiera sabido que Escarlata no descansaría hasta encontrar lo que le quitamos no me hubiera enredado en este lío, claro que lo sabía, Carlos me lo advirtió, pero me pareció exagerado, ahora la gente de Scar los está buscando y es seguro que a mi también, lo que hecharé de menos de esta vida eres tú, mi musa, sé que no me extranarás, no eres mía, ni de nadie, perteneces profundamente a tí, eres una amante, sin amante, pero no puedo decir lo mismo de mí.

Si lo pienso bien la idea irme que germinó en mi mente tan rápido, que mis manos empezaron a sudar como si estuviera ahora mismo comprando el pasaje del autobús, convirtiéndome no nada más en un hijo de puta, sino en un cobarde, que no asumirá las consecuencias de sus actos,  parece una locura Astrid, no quiero alejarme de ti, no quiero terminar con esto.

De pronto, tus palabras me sacaron de mí, pero no puedo responderte, no querrás saber la clase de hombre que yace a tu lado y que ha compartido tu cama todas estas noches, tu eres aquello que aún mantiene la esperanza en mí de un futuro. Deseo tanto llevarte conmigo, consumir todos mis días a tu lado, abrazar cada noche tu esbelta figura, rozando suavemente mi cuerpo al tuyo, metiendo inesperadamente mi mano bajo tus faldas y encontrarme con tus muslos tibios de alcatraz, sentir cada vez como te estremeces y aceleras tu respiración junto a mi oído, escuchar el susurro de tus labios pidiéndome más. No quiero irme. No.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s