Diferente

wall

Es fácil para mí querer cambiar mi situación. Asumiendo que estoy haciendo todo mal. Diciéndome que debe haber una mejor forma de hacer esto. Una forma “correcta”. Lucho con fuerza contra la corriente. Veo a la gente alrededor de mí. Comparo, cuestiono, hago listas de cómo mi vida cae en consonancia y en dónde difiere.

Aprieto los hombros con fuerza contra la pared y me deslizo hacia abajo. Coloco mis manos sobre mis ojos y estiro mis dedos sobre mi frente. “¿Por qué no está funcionando?”

La pelea es agotadora. multiplicándose en sí misma. Ya no es una simple lista de cosas que quiero hacer, sino una detallada colección de todas las maneras que creo, que supongo las tengo que hacer. Como si forzarme a mí misma en un molde fuera a hacerme algún favor. En algún punto olvidé cómo jugar con mis fortalezas. Tal vés nunca aprendí cómo en primer lugar. Hice modelos de características que admiro de los demás y traté de beneficiarme actuando como si las tuviera.

Por supuesto no funciona así.

Me encuentro preguntándome una y otra vez  cómo puedo hacerlo diferente. Bamboleo en un río que ya fluye en la dirección que me interesa. Hago listas de todas las cosas que hago y a las que respondo bien. La responsabilidad y las palabras de aliento.

Entonces me adhiero a esas situaciones.

Dejando de ir a reuniones que me hacen sentir rota.

Aplicar para un trabajo de medio tiempo. Volver al trabajo después de un año de ausencia. Pero no en una tienda de café, no en servicio al cliente, que sólo hará decaer más mi ánimo.

Esto es un paso para ir más profundo. Para llegar a la pertenencia.

Me encuentro yendo a reuniones semanales, diciéndole a la gente lo que quiero hacer en los siguientes meses. Ellos me detienen en las escaleras y me preguntan cómo va mi escritura. Me preguntan a qué hora me levanto en la manana. Si he estado haciendo mi yoga.

Sostengo la idea que la necesidad de rendición de cuentas externa es un rasgo débil.

Me concedo el permiso para simplemente hacer lo que funciona para mí. Recordarme que si soy exitosa, entonces lo estoy haciendo bien. No hay mejor manera para ir de A a B.

La vida te golpeará lo suficiente, no tienes que hacerlo tu mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s