Impermanente

onionn

Las flores se están abriendo. La primavera se está alzando sobre el lodo.

Una idea se propaga en mi cabeza. “Estaré nadando contra la corriente hasta que cada uno de mis huesos esté roto.”

Esto.

No creo que pueda hacer esto. Nada de esto. Seguir dando lo mejor, sabiendo que no es siquiera cercano a “suficientemente.”

Pero es prueba de lo contrario el hecho de que sigo viva. Siempre ha sido suficiente.

Me lo repito.

En clase de yoga mi maestra habla sobre la impermanencia. Nada permanece. Alegría, tristeza, la vida. Todo vuela dentro y fuera de la existencia.

Giro mis ojos de una forma “dime algo que no sepa” sarcástica mientras exhalo saludando al sol.

Una hora después me le acerco cuidadosamente empezando a hablar, ella se vuelve hacia mí. “Gracias. Eso fue exactamente lo que necesitaba escuchar hoy.”

Tomando nuestro camino.  Dejando ir. Fluyendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s