Eligiendo una pareja

1898051_orig

Hay muchas cosas en mi vida que definitivamente me aterran. Una de ellas, decidir compartir mi vida con una persona, elegir una pareja. La mayor parte de mi vida he alardeado de mi facilidad para entregarme y confiar en las personas, pero la verdad es que he vivido con miedo al compromiso mi vida entera.

Desde mi infancia conocí lo que es el abandono, entonces ¿cómo podría realmente volver a confiar en alguien?

Dando un salto de fe. Es inestable y poco familiar, la mera idea de la confianza. Pero hoy quiero decirle sí. Decir sí a pesar de que todo dentro de mí grite “va a dejarte y vendrá el dolor.” Quiero decir sí a pesar del profundo miedo que me asegura que eventualmente esa persona va a correr, morir, o desaparecer. Quiero decir sí. Y que no se vaya, que esté ahí, a mi lado. De pie, en el fuego que pudiera aparecer, pero siempre capaces de atravesarlo juntos.

La verdad es que nunca he sentido tal amor con ninguna pareja. Pero aún así no pierdo la ilusión de poder sostener esa mano todo el día. Sentarme en sus piernas. Llorar. Estar en silencio. Hablar. Y amar. Tener una semana sin distracciones. Sin teléfonos. Sin Netflix. Sin alcohol. Nada en medio. Sólo mi pareja y yo.

Normalmente hay muchas cosas que hacer; trabajo, estrés, pendientes, miedos. ¿Cuándo fue la última vez que miramos a los ojos, no sólo de nuestra pareja, sino de nuestros seres amados en verdad? ¿Cuándo fue la última vez que fuimos honestos uno con el otro en verdad?

Anteriormente tenía la impresión de que con el paso del tiempo la pasión disminuía. Bien, no es así. Definitivamente no. La pasión no se pierde, las personas sí. No puedo mantener una relación apasionada si he perdido la pasión por mi misma. Es algo que comienza adentro. Así el amor. Y quiero amar-me plenamente. Quiero que nazca. Brote dentro de mí. Que me haga sonreír. Ese amor.

Hay una frase de uno de los poetas persas más influyentes del siglo XIII, Rumi que dice “Tu tarea no es buscar el amor, sino buscar y encontrar las barreras dentro de ti mismo que has construido contra él.” Y mi verdad es que he mantenido ese amor a raya, alejándolo a través de una muralla construida de miedos e inseguridades. ¿Cómo amar si no soy capaz de amarme a mi misma? El amor sólo es posible una vez que hemos decidido que somos demasiado valiosos como para seguir soportarndo el peso de nuestro pasado.

Somos importantes y merecemos amar-nos.

Una vez que soltamos todo ese peso somos libres… Y también el amor.

1 Comment

  1. Sabes porqué te amo?
    Mirate en la oscuridad frente a tu espejo…
    Alcanzas a ver el brillo de tus ojos?
    Ese brillo soy yo…
    Tratando de atravezar el cristal para besarte,
    Te amo…
    A ti…
    A tus demonios…
    Tengo los mismos y no te aterran…
    Eres la unica que me entiende,
    Quien me regaña y endereza,
    No soy como los anteriores,
    No le temo a tus fantasmas,
    Me quedaría contigo a combatirlos,
    Somos trazados con pinceles similares…
    Te espere toda mi vida..
    Te amo Shareny!!,
    De manera loca e incondicional…..
    Andemos juntos por la.vida!
    No te voy a fallar,.
    dejame aprender de ti!
    Aquí estaré incondicionalmente…
    Soy tuyo….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s